Únase al club de empresas y avise aquí.

Nuestro apreciado Flamenco

Por la Chicha

Nuestro querido Puangue

No sólo en fiestas patrias, y no solo chicha y empanadas se disfrutan en esta tierra. Las dulces chilenos, los chocolates exóticos y la cerveza prometen una apetitosa aventura. Curacaví siempre ha contado con el prestigio de ser un respetado exponente de productos tales como Los Arrollados, las Empanadas, La Chicha, y los Dulces Chilenos, pero en los últimos años también se ha desarrollado numerosos proyectos de la mano de emprendedores que algo vieron en estas tierras mansas que les enamoró: la energía, la alineación de los planetas, el chacra, la pachamama, las ventajas de la ubicación y la mística, en fin, las condiciones del mercado que les llevaron a instalarse aquí, y han transformado a Curacaví en uno de los más respetados productores de chocolates del país, (Curacaví es hoy el principal destino de las importaciones de cacao del país), y también es la cuna de prestigiosas cerveceras, tales como Cervezas Kross. No deje de recorrer nuestro directorio de empresas clasificado por categorías (El club de Empresas), específicamente en la categoría Turismo

 

Bienvenidos a Curacaví

Viernes, 12 Septiembre 2008 20:00

Curacaví, rivera rio PuangueCuracaví, Curacahuín significa Piedras del Festín Junta en el Pedregal, en el tiempo de la Colonia, en aquel Chile, le nombraban "Tambo Viejo"; llámenlo como quieran, este es un lugar de encuentros y desencuentros, de alegrías y tristezas, de locos, apasionados o rebeldes personajes que se parecen al día y la noche, de la talla de José Aureliano, de Raskolnikof, de Freddy Kruger, de Martín Rivas, los que se sentirían en familia frente a los locos que aquí han vivido. Este sitio está dedicado a mi querido pueblo en  Chile que al igual que Macondo  ha tenido más de "Cien años de Soledad" y muchos Aurelianos (léase Chelgua, Pollo Cautivo, Canchel-lagua y por último Pato Cochiná que le gano a la muerte).

Si sientes nostalgia de este lugar, si quieres conocerlo, si quieres venir a pasear a Curacaví, o mejor aún, si quieres venirte a vivir a este terruño, aquí encontrarás impresiones de su personalidad que te ayudarán aconocerlo mejor. A curacaví puedes encontrarlo viajando por la Ruta 68 desde Santiago a Valparaíso o Viña del Mar, desde el túnel Lo Prado hasta el Túnel Zapata o por sus alternativas, desde la cuesta Barriga hasta la cuesta Zapata.  Curacaví es un pueblo pequeño, latinoamericano, entretenido, hermoso, libre de la "grasa de las capitales", pero no demasiado lejos, de tal forma que la nostalgia por los eventos cosmopolitas pueden ser satisfechos con un corto viaje a Santiago o Valparaíso.

Aquí, todavía encontrarás aquellos antiguos señores con sombrero, que lo inclinan para saludarte, pero también encontrarás raperos, hip-hoperos,  la señora de la esquina, hippies, algunos cibernautas, el señor de la Botica, huasos en caballo, otros en bicicleta y también en lujosas camionetas, todos conviviendo y haciendo de este vergel un lugar entretenido.  Si te gustan las empanadas, el arrollado, los dulces chilenos, la cazuela, la carbonada, las uvas, las parcelas, la cueca, la chicha, las viñas, los huasos, el campo, entonces ven a Curacaví.

Piedra del festín 2013

 

Tetracorde (2)